Los alumnos de Santa Sophia nos describen sus portfolios.

Deeper learning. Aprendiendo en profundidad. 

Era la última mañana en la que quedábamos con Paul. En su coche nos dirigimos hacia Santa Sophia. Un colegio con sede provisional en terrenos de otro Centro: El St. John Paul II. Sus instalaciones, como digo, son provisionales.

Por el camino, la conversación con Paul fue muy interesante. Paul, ¿cuánto tiempo os ha llevado recorrer institucionalmente este camino? Mira, la transformación no es de la noche a la mañana, requiere mucho tiempo. Lo importante es tener un equipo líder y una visión clara de a dónde se quiere llegar. Es una tarea del día a día y se necesita mucho tesón. Cuando un Centro comienza la transformación necesita mucho apoyo por parte de los asesores, pero poco a poco van ganando en autonomía. 

¿Todos los colegios comenzaron a la vez o hubo diferentes velocidades? Se comenzó con aquellos colegios que querían cambiar, donde había profesores más proclives al cambio. Luego comenzaron a unirse otros centros. Al principio se establece con el equipo directivo una agenda y se lleva a cabo. 

¿Y os habéis encontrado resistencia al cambio? Siempre hay resistencia al cambio. La verdad que al final la gran mayoría camina hacia la misma dirección. Con los directores y profesores más reticentes se trabaja mucho, se les da mucho apoyo para llegar al objetivo marcado. Un objetivo y una visión que es de toda la red y que procuramos que todos compartamos. Se está continuamente con ellos. En el caso de que a pesar de todo esto siga habiendo resistencia, se les invita a buscar otras opciones educativas más acordes con sus planteamientos. Pero, no se trata de buscar gente de fuera para hacer el cambio. Trabajamos con los que están dentro en la medida de lo posible. Tratamos de mejorar continuamente las capacidades de la gente que ya están; gracias a eso, mejoramos al mismo tiempo la capacidad de la organización. 

… Y llegamos a Santa Sophia

Como en todos los Centros visitados en La Diócesis de Parramatta, todo está lleno de color y pantallas digitales. En cada una de esas pantallas grupos de alumnos nos explicaron sus Portfolios.

Estamos llegando a Santa Sophia y Paul se despide de nosotros, tiene una reunión en Sydney y será Mr. Mark De Vries, su director, junto al equipo de Coaches quienes nos muestren el centro. Mr. Mark nos acoge muy amablemente. Es un gran profesional siempre estudiando, siempre aprendiendo, nos apunta Paul. 

Serán  los alumnos los que nos muestran el centro, junto a ellos, el equipo de Coaches pedagógicos que asesoran a sus compañeros dentro. Estos Coaches ya han trabajado en otros colegios dentro de la red.

En Santa Sophia, como en los demás centros que hemos visitados, todo es muy visual. Todo está lleno de pantallas y material didáctico, mapas de PBL… en las paredes. Todo el mobiliario está pensado para los alumnos. Espacios para trabajar en grupo, otros para las “masterclass”… se integra mucho la tecnología en las aulas. 

Alumnos de Santa Sophia nos muestran sus Portfolios digitales.

Los portfolios son digitales. Cada alumno tiene una webside donde acceden los profesores y los padres. Pero, ¿qué es un portfolio? Aquí algunas definiciones: 

  • Un portfolio es un registro del aprendizaje que se concentra en el trabajo del alumno y su reflexión sobre esa tarea. Mediante un esfuerzo cooperativo entre el alumno y el personal docente se reúne un material que es indicativo del progreso hacia los resultados esenciales (National Education Association,  1993)
  • Un portfolio es una selección deliberada de los trabajos del alumno que nos cuenta la historia de sus esfuerzos, su progreso o sus logros. En él deben incluirse la participación del alumno en la selección de su contenido, los criterios de la selección y las pautas para juzgar sus méritos, así como las evidencias de su proceso de reflexión (Arter, 1990)

Los alumnos de Santa Sophia usan herramientas de google para construir sus portfolios. Éste es un marco donde reunir nuestros trabajos, nos dice Vito, un chico de origen italiano. Aquí, continúa, tenemos un enlace a un calendario común donde están todas las fechas de inicio y de finalización de trabajos. El portfolio tiene una página para cada asignatura. Nos muestra una donde hay recogidas evidencias de un proyecto sobre noticias y artículos del periódico. 

Cuando comienzan un proyecto, ponen un título que les guste sobre lo que van a hacer y la rúbrica con la que van a ser evaluados. Dentro de la web, se van insertando las actividades que van haciendo. Continuamente van recibiendo feedback por parte de los profesores. 

Muchos proyectos comienzan con una noticia, los alumnos escriben un artículo y ponen un titular. Pueden añadir imágenes, videos. Cuando comienza el proyecto, graban la presentación del proyecto en clase y suben el video al portfolio. 

Estos dos alumnos nos muestran orgullosos sus Portfolios digitales donde están las evidencias de su trabajo en los proyectos.

Un chico nos mostraba orgulloso su portfolio de matemáticas. “En todo momento se hacen muchos test que nos ayudan a mejorar. En Matemáticas, por ejemplo, hay muchas oportunidades de seguir aprendiendo y mejorar. Al final aprobé porque me hicieron muchas pruebas hasta que conseguir aprobarlo.” A esto le llamaría yo cultura de la oportunidad, pensé. 

Todos los portfolios tienen la misma estructura. De esta manera, pueden compararse unos con otros. Los alumnos tienen una serie de preguntas de metacognición que les hacen reflexionar sobre su propio aprendizaje:

  • ¿Dónde estoy ahora mismo en mi aprendizaje?
  • ¿Cuáles son los objetivos de mi aprendizaje?
  • ¿Cuáles son los siguientes pasos que tengo que dar?
  • ¿Cómo puedo mejorar?

Se trabaja mucho en los proyectos la destrezas de analizar las fuentes. Esto es muy importante dada la cantidad de información que llega a nuestros alumnos continuamente. Es importante que aprendan a buscar críticamente en internet. 

Los PBL

Los PBL permiten aprender en diferentes situaciones de aprendizaje. Nos permiten hacer transferencias. Siempre al principio hay una noticia, un artículo del periódico. Lo primero que tienen que hacer es aprender acerca de los hechos de los que habla el artículo. Las cuestiones técnicas que puedan aparecer deben investigarlas y aprenderlas también. El profesor les da feedback desde el principio. Los alumnos deben demostrar que lo han aprendido antes de continuar con el siguiente paso. 

Lugares cómodos y cálidos. Espacios para grupos, para el trabajo personal, para el movimiento libre y el trabajo flexible. Estas son las características de estos Centros.

Estudiar es hacer conexiones entre diferentes ideas, entre diferentes situaciones. Para ello se usan las cuatro “W“ cuestiones que aparecerán en todos los proyectos. Estas les ayudan a transferir lo que aprenden a la vida real.  (Las Cuestiones “W” del inglés: What (Qué) When (Cuándo) Why (Por qué) Where (Dónde))

Esta forma de trabajar les motiva a hacerse preguntas e interrogarse. Les habilita para analizar hechos de la vida real que pasan a su alrededor. A partir de ahí pueden hablar de cualquier temas pues adquieren habilidades para ello. 

Trabajando desde una comprensión en profundidad. Se trata de relatar y conectar destrezas. En la imagen vemos las estrategias de aprendizaje. Rincón de Metacognición (feedback que los alumnos hacen en la reflexión de sus Portfolios y las palabras claves para el aprendizaje profundo)

Taxonomía de Bloom

La taxonomía de Bloom revisada (Lorin Anderson y David R. Krathwohl, 2001) marca las acciones a realizar desde un pensamiento de orden inferior a otro de orden superior. No es materia de este artículo profundizar en esta taxonomía. Te recomiendo la página del enlace de donde hemos tomado prestada la imagen. 

Cada proyecto tiene una serie de preguntas que guían. Esta taxonomía es muy común en todo lo que se hace. Se trata de conectar ideas, hacer una lista, un resumen, analizar, evaluar, crear…

Clase de música

Todos los alumnos tocan todas las tardes en el aula de música. La música es muy importante y todos tienen que aprender a tocar un instrumento. Aquí también se trabaja por proyectos. Hacen música y componen letras. A través de la música se trabaja también temas de convivencia. Hay campañas contra el bullying desde esta área.

Aula de Música

Una reunión con el equipo de Coaches. 

Antes de marcharnos, pudimos mantener una última reunión con el equipo de Coaches de Santa Sophia. Allí se nos informó que hay 80 alumnos en cada Hiperaula con dos profesores que trabajan coordinadamente y en muchas ocasiones con el apoyo de un tercero.  Esta escuela sólo tiene 18 meses de funcionamiento, de ahí, como decíamos al comienzo de este artículo, que las instalaciones son provisionales. Ahora mismo sólo tienen la etapa de Primaria. La reunión estaba aderezada de amabilidad y por supuesto de un aperitivo que nos trajeron desde el comedor del colegio. 

¿Cómo atendéis la diversidad? ¿Cómo conseguís que avancen los alumnos con necesidades educativas especiales? En las clases tradicionales los profesores de educación especial trabajan directamente con los alumnos. Aquí, un Coach especializado ayuda y orienta al profesor para que pueda apoyar a estos alumnos con dificultades. Se procura que los alumnos con NEE trabajen siempre dentro del proyecto. El Coach está presente en la planificación del proyecto y ayuda a que existan las medidas necesarias para que todos los alumnos puedan aprender. Enseña a trabajar al profesor con estos niños y cómo planificar actividades para ellos dentro del proyecto. Si a pesar de todo, estos niños siguen necesitando de una intervención especial, no se renuncia a ello, pero la idea es integrar a todos los alumnos en la clase. 

En el PBL, la participación de alumnos con NEE es todo un reto. Se trata de que trabajen en los grupos y que éstos funcionen. 

Hemos visto los magníficos portfolios de los alumnos y me ha entusiasmado verlos defender su trabajo. Su capacidad oral es alta, saben expresarse. ¿Qué otros instrumentos usáis para la evaluación? 

Los instrumentos para la evaluación son muchos. Cada actividad es recogida y evaluada en el portfolio. Las presentaciones de los alumnos en el proyecto, también son grabadas y subidas. Procuramos que los instrumentos sean muchos en sí mismos. El portfolio es la mejor manera de saber cómo van los alumnos. Documenta y nos indica dónde tenemos que seguir insistiendo y dónde los alumnos ya han superado su cota de aprendizaje (evaluación formativa). El portfolio nos muestra si el alumno puede realizar transferencias a otros niveles. 

El acento se pone en los alumnos, se les da muchas opciones y oportunidades de mejora. Para al final poner una nota, se debe tener muchas evidencias de lo que se ha hecho y aprendido. En la enseñanza tradicional todo termina con un examen y con lo que sacaste te quedaste. Para nosotros tiene mucha mayor importancia la evaluación formativa. 

Para evaluar a los alumnos tenemos en cuenta, tanto el trabajo de grupo como el trabajo personal. 

¿Hacéis exámenes? No hacemos exámenes como tal. Sí, en matemáticas, hacemos pre-test y post-test. Estas prueban no engloban toda la nota. En otras escuelas el examen es lo único que importa para la evaluación. Aquí, dependiendo del proyecto hacemos test, quiz… No se trata de demostrar en un examen tu nivel de memoria, sino que realmente los alumnos han aprendido. 

El director del Centro junto a su equipo y algunos alumnos nos muestran el Centro.

¿Tenéis problemas de disciplina? Los mayores problemas de disciplina se dan fuera del aula. En las clases los alumnos están “conectados” al aprendizaje. El problema que más se da es el de los alumnos que no traen su trabajo de casa. Intentamos trabajar todo esto desde la prevención. Por ejemplo, procuramos que en los tiempos de descanso no estén nunca solos. En las clases, trabajamos mucho el refuerzo positivo para que aprendan a hacer las cosas bien. Si un alumno no logra terminar su tarea en clase debe usar para ello los tiempos de descanso o en casa. Si no lo trae de casa, se produce inmediatamente una reunión con ellos y sus padres están presentes. 

He visto en las aulas muchos lugares para trabajar en grupos. ¿Le dais mucha importancia? En PBL es muy importante enseñar a los alumnos a trabajar en grupos. Se hace un contrato de grupo al comenzar cada proyecto. Es muy importante la interdependencia y que todos participen en el trabajo. 

Trabajamos además con tutorías entre iguales. Se mezclan a los alumnos de mayor capacidad con los que tienen más dificultades. Si un alumno no trabaja lo suficiente el proyecto se le viene abajo al grupo, por eso es importante que se apoyen unos a otros. Nadie es perfecto, al final se trata de hacer prevalecer una cultura de la ayuda. Los grupos siempre deben ser heterogéneos. 

Algunos profesores en España dicen que trabajar por proyectos nos hace perder mucho tiempo. ¿Es así? El trabajo por proyecto necesita que se sea muy estricto con los tiempos. Nos la jugamos con el calendario del proyecto. En la semana 3 de cada proyectos los grupos y los alumnos en sus portfolios deben tener los primeros datos. Se dan plazos que suelen ser innegociables. Tiene que estar todo muy organizado. Los alumnos tienen que aprender a manejar los tiempos. A casa se suelen llevar lo que no da tiempo hacer en clase. 

Los proyectos siempre están visibles en las paredes.

¿Qué dificultades tienen a pesar de todo esto? El mayor reto con el que nos encontramos es la capacitación de los nuevos profesores. Es muy importante que los Coaches internos tengan disponibilidad para poder trabajar con ellos. Todo se basa en la comunicación con los profesores. Que los profesionales tengan los soportes suficientes es muy importante. Al principio los profesores suelen tener miedo. Esto es normal. En un principio navegan en un mar de dudas. El apoyo de los asesores externos, un buen liderazgo desde la dirección y la intervención de los Coaches nos hace navegar adecuadamente. 

En medio de tanto proyecto y tanta actividad; ¿Habéis renunciado a la instrucción directa? Para nada; es muy importante comenzar todos los proyectos con tiempos de instrucción directa. Tenemos que poner las bases y los fundamentos. Las bases que los alumnos necesitan para realizar el Proyecto se les ofrecen en estos momentos. De esta manera podemos favorecer la transferencia posterior. En un proyecto de unas diez semanas, durante las cinco primeras hay abundante tiempo de instrucción directa. A partir de la quinta semana ya no suele haber. Las instrucciones directas se graban y se suben a las plataformas digitales para que los alumnos puedan acceder a ellas en todo momento. 

Prácticamente habíamos llegado al final de la jornada en Santa Sophia. Era mi última visita a un Colegio Católico de la diócesis. Agradecido me despedí de aquel magnífico equipo. Me quedaban dos centros por visitar de los que pronto os contaré. Uno es privado y el otro un Centro Público. Pero no os adelanto aún nada. 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s