La mediación escolar

La mediación es una herramienta poderosísima para la resolución de conflictos entre iguales. La mediación fomenta la convivencia positiva, la toma de responsabilidad, la participación, la no violencia, la comunicación activa y efectiva, la cooperación.

La mediación dota de protagonismo al alumnado. Estos son formados como mediadores de los conflictos escolares. De esta manera, los conflictos que puedan ser mediados tendrán una forma alternativa de resolverse que puede complementar o incluso sustituir a la sanción.  Estos alumnos, viven procesos de reflexión y un aprendizaje humano ante los conflictos que formará parte de su bagaje personal.

Según Torrego (2012) la mediación escolar es la intervención no forzada en un conflicto escolar de una tercera persona neutral, para ayudar a las partes implicadas a que lo resuelvan o transformen por sí mismas. Esta tercera persona sería el mediador.

Los mediadores pueden ser alumnos, profesores y padres siempre y cuando sean neutrales. No es conveniente que sean mediadores profesores que den clase a alguno de los protagonistas.

El mediador no es juez ni árbitro. No impone soluciones ni opina de quién tiene la verdad. Busca satisfacer las necesidades de las partes en disputa.

Condiciones para la mediación escolar: 

  1. Voluntariedad de las partes.
  2. Esfuerzo de las partes por comunicarse, comprenderse y llegar a acuerdos justos.
  3. Intervención de terceras personas, los mediadores, aceptados pro las partes.
  4. Imparcialidad de los mediadores.

Las partes en conflictos:

  1. Las partes en conflictos aceptan libremente acudir a la mediación.
  2. Aceptan libremente al mediador o mediadores asignados.
  3. Las partes en conflictos adquieren el compromiso de seguir las normas de la mediación y de mantener una actitud positiva y respetuosa durante la mediación
  4. Respetar a los acuerdos a los que se lleguen.

El mediador o los mediadores:

  1. Actúan con imparcialidad y neutralidad.
  2. Ejercen la escucha activa de las partes en conflicto y facilitan la escucha activa entre ellas.
  3. Regulan la comunicación pero sin decidir acuerdos ni enjuiciar a las personas o sus acciones.
  4. Mantienen un compromiso de confidencialidad.

Cuando los alumnos son mediadores asumen los valores de la participación, empatía, la preocupación por el otro, la no violencia…

Siguiendo al mismo autor, se nos propone que la mediación sea llevada acabo por dos personas que se coordinen, y al comienzo de la misma, estén supervisadas por el profesor.

Se trata de provocar la empatía, o sea conocer y acercarse a los sentimientos de los otros. El objetivo final de la mediación sería conseguir un acuerdo basado en intereses concretos y parte de los mediadores.

A veces no se consigue acuerdos, en este caso los mediadores deben respetarlo y esperar momentos más maduros. Sin embargo, el proceso de mediación es en sí mismo un valor educativo.

Los mediadores pretenden conseguir la escucha activa de una parte sobre los argumentos y sentimientos de la otra, y viceversa.

No son medibles los conflictos muy violentos, muy graves, delitos, abuso sexual, acoso o bullying, Tampoco son medibles los conflictos en los que una de las partes están muy afectado psicológicamente.

En este proceso hay que distinguir:

  • Los hechos: Las partes en conflictos suelen tener percepciones diferentes de los relatos. Lo primero que hará el mediador es que ambas partes escuchen la versión del otro. Si es posible hay que llegar a una versión común. La verdad es poliédrica, y normalmente poseemos partes de esa verdad y no toda en su totalidad.
  • Las intenciones: Aclarar las verdaderas intenciones es una ocasión para pedir disculpa, reparar el daño y resolver el conflicto. A veces las intenciones que percibimos en el otro no son reales. La mediación por ello, es una oportunidad.
  • Los sentimientos: Sensaciones negativas (humillación, dolor, odio, desconfianza, decepción, vergüenza… Los sentimientos se han herido. El mediador tiene que conseguir que el otro haga suyo, comprenda los sentimientos del otro. Este proceso se llama empatía. Los sentimientos son la clave de la mediación.
  • Las posiciones: Es el estado inicial de las personas antes del conflicto, es lo que las partes reclaman en principio para quedar satisfecha. Implican pronunciamientos explícitos en torno a los contenidos del conflicto. Cuando negociamos sobre posiciones, las partes tienden a encerrarse en sí misma. Las posiciones cerradas son barreras para el diálogo.
  • Los intereses y las necesidades: Son el por qué y el para qué de una determinada posición, los deseos que subyacentes en los que reclaman, es lo que interesa realmente resolver en el conflicto.

Para el mediador, los intereses y las necesidades son los procesos a explorar y resultan mucho más interesante que las posiciones ya que estos permiten la negociación. “Lo que yo necesitaría realmente para solucionar este conflicto sería… Las necesidades se refieren a los más profundo “Lo que yo necesito es…” Aquí entra la amistad de otros, el ser respetado…

Los mediadores deben ayudar a las partes a hacer la transición desde las posiciones a los intereses concretos.

Sobre intereses, necesidades y posiciones

Tal como decimos arriba, es en el proceso de las necesidades e intereses donde el mediador debe moverse. Las posiciones suelen tender a encerrase en sí mismo a las partes. Los intereses y necesidades pueden ser comunes: la amistad, el respeto… o pueden ser incompatibles, en este caso hay que negociar.  “Yo quiero el lápiz rojo”, “Yo quiero el lápiz rojo”, responde el compañero. Habrá que establecer un turno.

Cuando se produce un conflicto de intereses, cada parte se ve abocada a tomar una posición. El interés y la necesidad no suelen ser visibles, las posiciones, que son las demandas de las partes, es la parte visible.

Los valores

Son las creencias y criterios que nos sirven para evaluar las conductas de otros y justificar o argumentar las propias. Son principios morales.

Las fases de la mediación: 

Partnership. Helping hand
La mediación promueve el estilo de resolución de conflicto Ganar . Ganar (Asertivo y cooperativo)
  • La preparación de la mediación. Crear las condiciones necesarias que hagan posible la mediación. Los mediadores tratan de generar confianza, concentran procesos, preven el espacio… La distancia entre las partes no debe ser ni muy corta ni excesivamente larga.
    • Los mediadores deberán hablar con ambas partes por separado.
    • Pedirán que cuenten su versión (ventilación del conflicto)
    • Explicar a las partes el proceso y las normas de la mediación.
    • Concertar la primera cita.
    • Los mediadores deben determinar:
      • Si el caso es adecuado para una mediación.
      • Si es necesario hablar con otras personas relacionadas con el tema.
      • Buscar el espacio donde se va a desarrollar la mediación.
    • Los mediadores no pueden ser amigos, ni familiares, profesor que les dé clase…
  • Presentación de las reglas del juego. El objetivo es crear confianza en el proceso.
      • Presentaciones: del mediador y de las partes.
      • Explicar cómo va a ser el proceso: objetivos, expectativas, papel de los mediadores.
      • Subrayar el valor de la confidencialidad y de la colaboración de las partes. Las partes deben ser honestas y sinceras.
      • Aceptar normas básicas:
        • No interrumpiese.
        • No utilizar un lenguaje agresivo, ofensivo…
        • No descalificar al otro
        • Postura corporal de escucha
      • Exposición de las características del procedimiento. Normas de funcionamiento.

      Ejemplo de fase de normas:

      “Tenemos que respetar algunas reglas sobre las que debemos estar de acuerdo antes de empezar“. Además de las que vamos a comentar ahora, imprescindibles para el adecuado desarrollo de la mediación, podéis sugerir algunas otras reglas que creáis debamos tener en cuenta.

      • Primera norma: Voluntariedad. ¿Estáis de acuerdo en que habéis venido voluntariamente? (esperar respuesta por partes de ambos).
      • Segunda norma: Confidencialidad. ¿Estáis de acuerdo en que todo lo que digáis aquí será confidencial? (esperar respuesta por partes de ambos).
      • Tercera norma: Colaboración/Implicación. ¿Estáis de acuerdo en escucharos el uno al otro y no interrumpiros? (esperar respuesta por partes de ambos) ¿estáis de acuerdo en esforzaros en resolver el problema, siendo lo más honestos y sinceros que podáis? (esperar respuesta por partes de ambos).
      • Cuarta norma: Respeto. ¿Estáis de acuerdo en no insultaros ni agrediros, ni en utilizar un lenguaje ofensivo o motes para dirigiros el uno al otro? (esperar respuesta por partes de ambos).
      • Quinta norma: Imparcialidad. Vais a disponer del mismo espacio de tiempo para la exposición de vuestro problema, ¿lo fijamos en cinco minutos para cada uno? (esperar respuesta por partes de ambos).
  • Cuéntame…
    • Se trata de poder exponer su versión del conflicto y expresar sus sentimientos.
    • Poder desahogarse y sentirse escuchado.
    • Las partes explican qué ha pasado desde su perspectiva, expresando a la vez sus sentimientos
    • Los mediadores:
      • Crean un ambiente positivo y contorna el intercambio de mensajes.
      • Generan pensamiento y reflexión sobre el conflicto. Objetivos personales ante el conflicto y otras formas de alcanzarlos…
      • Exploran con preguntas y parafraseo el verdadero problema. Animan a que cuenten más, a que se desahoguen evitando la sensación de interrogatorio.
      • Escuchar atentamente las preocupaciones y sentimientos de cada parte.
      • Ayudar a poner sobre la mesa los temas importantes del conflicto
      • No valorar, ni aconsejar, ni definir qué es verad o mentira, ni lo que es justo o injusto.
      • Prestar atención tanto a los aspectos del contenido en sí del conflicto como a la relación entre las partes.
      • Apoyar el diálogo entre las partes. Reconocer sentimientos y respetar silencios.
  • Aclarar el problema
    • Las cuestiones que el/la mediador/a debe indagar:
      • ¿Cuál es el problema?
      • ¿Desde cuándo ocurre?
      • ¿Por qué crees que ocurre?
      • ¿Qué habéis hecho para solucionarlo?
      • ¿Qué resultados habéis obtenido?
      • ¿Por qué habéis optado por el servicio de mediación?
      • ¿Cómo ves los intereses y posiciones de la otra parte?
      • ¿Qué piensas que hace falta realmente para que la otra parte llegue a un acuerdo contigo sobre esta cuestión?
      • ¿Qué expectativas tienes de este proceso de mediación?
    • Se trata de consensuar los aspectos más  importantes del mismo y que pueden desbloquear en el conflicto.
    • Los medidores:
      • Se aseguran de la conformidad de las partes sobre los temas a tratar para avanzar hacia una solución o transformación pistaba del conflicto.
      • Conseguir una versión concensuada  del conflicto. Si no se puede concensuar  el pasado, se debe orientar la mediación hacia compromisos de futuro.
      • Concretar los puntos que pueden desbloquear el conflicto y avanzar hacia un entendimiento y acuerdo.
      • No cuestionar los relatos: “tenéis puntos de vista diferentes”.
      • Realizar preguntas que permitan hacer visibles a las partes las percepciones del otro: sus razones, sus motivaciones…
      • Distinguir entre comportamiento e intencionalidad.
      • Generalizar: ¿No ha sido buena vuestra relación antes?
      • Particularizar: ¿Has sido capaz de resolverlo en otra ocasión..?.
      • Preguntar sobre límites, normas, valores, justicia… ¿Se ven como compañeros o como enemigos? ¿Qué vais a hacer si no acordáis?
      • Intentar que digan algo positivo de la otra parte.
      • Ayudar a bajar de posiciones a intereses y necesidades.
      • Resaltar los puntos de conexión y las “pequeñas concesiones”, mueven a hacer otras.
      • Recordar las consecuencias de seguir igual.
  • Búsqueda de soluciones
    • Tratar los aspectos del conflicto y buscar vías de solución de un modo abierto: explorar lo que cada parte está dispuesta a hacer y lo que le pide a la otra parte, en término de intereses y necesidades. Plantear, evaluar y seleccionar la  solución realista más satisfactoria y justa para los implicados.
    • En esta fase el mediador/a:
      • Facilitar la espontaneidad y creatividad en la búsqueda de ideas o soluciones por las partes. No coartar las propuestas y favorecer la creatividad y la cantidad. ¿Qué propondríais  para mejorar la situación?
      • Ayudar a combinar propuestas.
      • Ayudar a ser realistas.
      • Explorar lo que cada parte está dispuesta a hacer y lo que le pide a la otra parte.
      • Resaltar los comentarios positivos de una parte sobre la otra.
      • Pedirles que valoren cada una de las posibles soluciones.
      • Solicitar su conformidad o no con las posibles propuestas.
  • Llegar a un acuerdo.
    • Se trata de establecer las condiciones de la aplicación de la solución, quién hace qué, cómo, cuándo y dónde. Debe estar por escrito y firmados por ambas partes.
    • Los mediaores:
      • Ayudan a las partes a definir claramente el acuerdo.
      • Tienen en cuenta los requisitos que deben cumplir los acuerdos de las partes:
        • Equilibrado
        • Realista
        • Específico y concreto
        • Claro y simple
        • Aceptable por ambas partes.
        • Evaluable
        • Que mantenga expectativas de mejora de la relación.
        • Redactado por escrito
        • Felicitar a las partes por su colaboración
        • Hacer copias de acuerdo para cada parte y archivar el original.
        • Hacer reflexionar sobre lo aprendido a las partes para que expongan cómo actuarían en una nueva ocasión.

Para saber más

Experto universitario de Convivencia y mediación conflicto UAH

9788427713079

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s