Comenzamos a preparar la cosecha

El sembrador siembra con paciencia. Con esta paciencia, nuestros chicos de PCPI sembraron hortalizas en su magnífica huerta. Una huerta llena de vida que se comenzó a construir en la Semana de Proyectos del curso pasado.
Las plantas no crecen a tirones ni con violencias. Profesores y alumnos de PCPI aprenden en la huerta que las cosas importantes se hacen despacio. Los hombres y mujeres que se forman con nosotros también crecen, como las plantas que plantamos. Igual que en la huerta necesitamos paciencia, mimo, constancia y mucho trabajo apasionado.

 

La huerta escolar pertenece al programa de insersión al mundo escolar de chicos que de otra forma estarían fuera del sistema. Somos conscientes que un sistema escolar que hace necesario un PCPI es un sistema que no funciona y debe ser revisado. Nuestra propia secundaria, que se renueva cada día, debe ser revisada. Tenemos un PCPI que funciona y los datos son objetivos. La gran pregunta es; ¿No sería posible conseguir los mismos resultados en secundaria? ¿Cómo hacerlo? Seguimos buscando respuestas.
La motivación es otro de los valores que trabajamos con fuerza en el proyecto. Hemos notado como estos alumnos que provienen de muchos centros distintos de la zona, al llegar al PCPI ganan en motivación por sus estudios. El que una serie de animales y plantas dependan de ellos ha hecho que muchos de los absentistas de antes se conviertan en los que vienen los domingos porque sus plantas y animales pueden morir y hay que cuidarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s