La escuela tradicional

Uno de los logros más importante de la educación en el siglo XX fue la escolarización universal. El comienzo de la Revolución Industrial hizo que la sociedad necesitara formar mucha mano de obra y formarla. Los gobiernos, se encuentran de pronto con la necesidad de crear plazas escolares para todos. Se construyen grandes edificios escolares dejándose modelos anteriores mucho más familiares.

El concepto de escuela factoría

Henry Ford fue un empresario americano fundador de la Casa automovilística a la que le da nombre. Su clave de éxito fue  reducir los costes de producción. Basándose en la teoría de la organización científica del trabajo de Frederick Taylor creó lo que se conoce como fabricación en serie. Se trataba de montar una cadena de montaje compuesto por diferentes grupos de operarios que realizaban en él una tarea muy específica encomendada hasta que el coche estuviera totalmente terminado. Esto le permitía ahorrar tiempo y costes. Cada operario hacía una tarea, no tenía por qué saber el objetivo común. Es una sucesión de acciones compartimentadas en una sucesión de tareas mecánicas y repetitivas.

Los postulados de Ford se llevaron rápidamente a la educación, de esta manera el proceso educativo se concibe como una cadena de montaje. Es como una cinta transportadora donde se coloca a los alumnos agrupados por edades. El curriculum es lineal y los profesores desarrollan sobre los alumnos una serie predeterminada de operaciones.

El objetivo es buscar escuelas eficientes que tengan un producto de calidad. Esta uniformidad se consigue a través de diferentes procedimientos. Se trata de preparar alumnos para la fábrica.

Los predicadores de éxito son la puntualidad, la atención y el silencio. Son las características de un trabajador ideal. Se le dan a las reglas una importancia vital. Hay que alinear en filas. Se necesitan adultos que respeten las normas, que sepan estar en su sitio. Se utilizará el castigo con aquellos que hablaban, se movían o  simplemente no obedecían. La vida escolar está regida por el timbre, los horarios. Es la misma estructura de una fábrica. En una fábrica eso garantiza la productividad y en la escuela, también. No hay pensamiento ni análisis. Lo importante es la velocidad y la limpieza. Las tareas escolares se fragmentan igual que se fragmentan las tareas productivas.

escuela tradicional
Una escuela tradicional adecuada y acertada para la época para la que fue creada. Alumnos en filas porque la interacción es unidireccional y donde el papel de los alumnos es pasivo.

En la escuela tradicional hay diferencia entre gestores y ejecutores. Los primeros no son docentes, están encargados de pensar los procesos y los segundo son los que hacen las tareas rutinarias. El primero planifica el trabajo, realiza el curriculum, el segundo simplemente lo ejecuta.

En consecuencia de todo esto, aparece la burocracia escolar. Se espera de los profesores simplemente que lleven a cabo el trabajo diseñado por otros. Se feminiza el profesorado. Darling Hammong habla de harén pedagógico. Se trataba de abaratar costes y las mujeres cobraban menos que los hombres y mostraban mejor predisposición a acatar órdenes. Ostentaban además escasa formación. Esto hacía que aceptaran sin demasiado problemas la simplificación y rutina de sus tareas de aprendizaje.

Fundamentación psicopedagógica: El conductismo. 

Es la teoría del aprendizaje que da apoyo a muchas decisiones que se toman en este momento. Parte de un paradigma racionalista y experimental. Para el conductismo lo importante es la conducta observable. Sólo aquello que se puede experimentar y medir tiene relevancia. La conducta se explica a través de estímulos y respuestas. Lo único que podemos observar son los estímulos externos que recibe el sujeto y las respuestas que éste emite. Por tanto, lo que es externo y visible es más importante que lo interno e invisible. La conducta puede fragmentarse en pequeñas unidades que constituirán su totalidad. Esto es aplicable al aprendizaje: se puede dividir en pequeñas unidades observables donde todas unidas van a dar lugar al aprendizaje.

El comportamiento se puede explicar por leyes naturales generales. Si recordamos las leyes de Skinner y sus experimentos con ratones y palomas, de ahí salen unas leyes y desde ellas unos procedimientos de enseñanza aplicables a cualquier ser humano.

El ser humano depende totalmente del ambiente. No nace con nada marcado en su comportamiento. Con premios y castigos podemos conseguir que una persona sea un magnífico ciudadano o un delincuente.

Las conductas pueden ser reforzadas o extinguidas por el refuerzo y castigos. La forma de modificar la conductas es mediante la gestión de las consecuencias de esa conducta. Si se premia, la conducta tenderá a repetirse, si se castiga, la conducta tenderá a desaparecer.

Modelo de escuela tradicional

El modelo de escuela resultante no es mejor ni peor. Simplemente responde a un momento determinado de la historia. Las características de un centro tradicional son:

  1. PASIVIDAD.

Papel pasivo del alumno. Simplemente reciben información. No suelen tener una idea de conjunto de hacia donde van. Se trata de escuchar, asimilar y repetir lo explicado. Lo importante es la memoria y los procesos de aprendizajes que entran en juego son de bajo nivel. (Recordar, comprender y aplicar, según taxonomía de Bloom revisada) El conocimiento se le presenta de forma final y definitiva, generalmente a través de libros de texto que tienen en este sistema una importancia central.

2. HOMOGENEIDAD

El criterio de agrupamiento es la edad. Se busca la homogeneidad. Se parte de la idea que los alumnos de esta edad son totalmente iguales, aprenden del mismo modo, en el mismo tiempo, por los mismos procedimientos. El concepto de inteligencia es igual para todos. Hay quien la posee y otros no. Esto es lo que provoca las diferencias.

Se considera al grupo como un todo homogéneo y la intervención educativa es igual para todos:

  • Exposición
  • Memorización
  • Verbalización (oral o escrito)
  • Sanción o premio sobre los resultados.

3. INDIVIDUALIDAD

 Organización habitual del espacio físico de las aulas pensados para evitar la interacción. Ésta se considera negativa. Lo importante es la dirección del profesor. Cualquier interacción entre iguales sólo sirve para provocar la distracción.

El aprendizaje es siempre un proceso individual. Cada alumno progresa independientemente al resto de sus compañeros. Lo importante está relacionado con lo cognitiva y conceptual. No se tiene apena en cuenta lo creativo, artístico, emocional.

La necesidad de apoyo se asocia a la inmadurez y a la incompetencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s