Visita pedagógica a Estados Unidos. Día 4. Pace University

Pace University, Nueva York
Visita y encuentro con el Dr. Gerard Ardito  (Por Marta Ragasol)

El Dr. Gerald Ardito dirige el programa de certificación de maestros en Pace University en Nueva York.
Los alumnos que lo reciben pueden obtener una licenciatura o una maestría que los certifique para ser maestros.

Las características del perfil de los alumnos que ingresan en el programa de entrenamiento a profesores de Pace University son las siguientes:

Pasión por enseñar a otros.
Capacidad para observarse a sí mismo de manera continua para mejorar.
Capacidad de reflexión y análisis acerca de su propia práctica.
Flexibilidad para el cambio continuo.
Sensibilidad para la diversidad y la multiculturalidad.

La diversidad cultural tiene mucha importancia en este programa, ya que se están capacitando profesores para la ciudad de Nueva York, en donde hay zonas en las que se llega a hablar en más de 200 idiomas diferentes.

Les interesan mucho las personas con formación en el área de ciencias y matemáticas, ya que el programa tiene un enfoque en el método científico.

Su objetivo, según explicó el Dr. Ardito, es capacitarlos en las técnicas modernas de enseñanza – aprendizaje, centradas en el alumno y no en el maestro o los contenidos de la clase. El enfoque de este entrenamiento es que los alumnos deben de “aprender haciendo”, cometer errores, reflexionar, ser flexible y aprender de los errores al máximo.

En este programa se toman en cuenta las fallas del sistema tradicional, que ha creado maestros que temen las matemáticas y las ciencias de manera sistemática, dando como resultados alumnos a los que no les gustan estas materias, de igual manera. Por esto, la visión del programa es desarrollar profesores a los que les apasionen el área científica y matemática, para contrarrestar este efecto que se da en muchos países del mundo. Uno de los objetivos es lograr que los maestros analicen los contenidos académicos, junto con sus alumnos, y encuentren patrones matemáticos comunes de forma que el lenguaje matemático se filtre en las aulas de manera natural y todos se sientan cómodos hablando en este nivel.

Al Dr. Ardito le parece muy importante generar maestros que se sientan muy identificados con el lenguaje científico y matemático, de manera que puedan generar lecciones de mayor nivel y profundidad académica, en todos los sentidos.

Es importante mencionar que los alumnos de este programa no solo reciben instrucción dentro de la universidad, también reciben coaching dentro de sus sesiones de trabajo. Lo que significa que tienen oportunidad de aprender dentro de su propia práctica docente y siempre están monitoreados por la universidad.

La gran mayoría de los estudiantes que ingresan a este programa reciben una beca por parte del estado, lo que les ofrece una ventaja económica considerable, ya que solo pagan $7,000.00 dólares al año, y la posibilidad de trabajar y recibir un sueldo como maestros en escuelas públicas durante dos años.


Este mismo escenario es muy distinto para personas que quieren acreditarse como maestros en el estado de Nueva York, ya que normalmente, no se puede trabajar dando clases hasta obtener la acreditación y el costo del programa tiene un valor de $40,000.00 dólares anuales.

Tuvimos la oportunidad de entrar a una clase de entrenamiento para profesores donde observamos a una maestra que dirigía a los estudiantes enfocados en las actividades del laboratorio científico de escuelas primarias. La maestra se comportó todo el tiempo como un “coach”, ya que el contenido de la clase fue tomando forma a través de lo que todos los alumnos comentaron y compartieron. Las definiciones, características y contenidos se fueron materializando en el transcurso de la sesión de clase a través de las respuestas de los alumnos. La maestra tenía muy claro el objetivo de la clase y su propósito esencial fue modelar a los alumnos la técnica de manejo de procesos, haciendo preguntas todo el tiempo y siempre llevando al grupo de forma dinámica hacia su objetivo académico.

IMG_4615

Fuimos testigos de la actuación de la “maestra-coach” con una práctica impecable, capaz de llevar a sus alumnos por objetivos multidimensionales en una misma sesión. Observamos la transversalidad de los objetivos académicos o de conocimiento, en conjunto con los objetivos del modelado de una práctica paciente y certera, rematando en conclusiones que descubrían los patrones de comportamiento de la experiencia docente dictada por los propios alumnos.

En Pace School tienen muy claro qué tipo de profesor quieren modelar. Creen que un objetivo fundamental en educación es crear oportunidades para que la persona realice todo su potencial dentro de una sociedad democrática. Por consiguiente el programa prepara a sus estudiantes para que sean: profesionales reflexivos que promuevan la justicia, que creen clases cuidadas y comunidades de aprendizaje y que sean capaces de ayudar a todos sus alumnos a tener éxito en su aprendizaje.

Aula de la asignatura de historia de la educación en La Universidad de Pace.
Aula de la asignatura de historia de la educación en La Universidad de Pace.

Nuestra reflexión
Hay dos elementos que debemos definir con claridad. Estos elementos deben ser clave en el proceso de cambio educativo que como inspectoría nos hemos trazado.

En primer lugar hay que describir qué tipo de ciudadano queremos educar. Tener un perfil claro nos va a permitir no perder el norte de lo que es realmente esencial. Una vez definido lo primero, debemos trazar cuál es el perfil de profesor que necesitamos para este trabajo.

Es desde aquí donde identificaremos con claridad nuestra visión y el proceso que debemos emprender para conseguirlo.

Las metodologías son importantes pero tienen que servir a este propósito. ¿Cuáles son las metodologías que nos sirven? Aquellas que colocan al alumno en el centro, que le ayuda a ser autónomo y responsable… en definitiva, las que nos permiten acompañarles hacia el horizonte que hemos trazado.

Un verdadero proceso de cambio debe estar inteligentemente bien diseñado. Es un espacio flexible, de reflexión constante pero sin espacios para la improvisación.

2 comments

  1. Gracias por compartir la experiencia y la reflexión. Es verdad: lo primero ha de ser definir el perfil de la persona que queremos resulte del proceso educativo; luego, el perfil del profesor necesario para ello; finalmente, las metodologías más adaptadas y convenientes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por el feedback Cristóbal. Además, esta reflexión de definir el alumno que queremos educar debe hundir sus raíces en nuestra rica tradición pedagógica.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s